Ana LLuch, una de las Oncólogas más prestigiosas en Cáncer de mama

La oncóloga Ana Lluch, que acaba de recibir la medalla del Consell Valencià de Cultura, es una de las pioneras en la puesta en  marcha de unidades de mama como en la investigación de nuevos avances contra los tumores. Los dos logros han permitido la curación del 80% de los casos, en los tiempos en los que el diagnóstico supera ya en importancia al tratamiento

El laboratorio no puede dar la espalda a los pacientes, ni la consulta puede ignorar los avances científicos. Ésa es la medicina que ejerce desde hace más de treinta años la oncóloga Ana Lluch, entre aulas, pacientes y pipetas. Vive los casos clínicos en los pasillos del hospital con la misma expectación de la investigadora traslacional en biología molecular y secuenciación genética con un equipo de 28 personas. Calma la angustia ante las malas noticias de un diagnóstico con igual forma que inyecta la inquietud de aprender en el alumnado de Medicina como catedrática de la Universitat de València.

Formada también en Milán y Houston, los prestigiosos médicos Javier García-Conde y Gabriel Hortobagyi han marcado su trayectoria profesional tanto como sus más de 10.000 enfermas. Pudo ser la nueva Consellera de Sanidad, pero su vena clínica le reclama fuera de la política y la gestión.

Humanidad, acercamiento y diálogo son los rasgos que la han convertido en la referencia del cáncer de mama para pacientes y colegas. Nunca se le borra la sonrisa y el gesto cariñoso pese a que el tiempo apremie entre la consulta, las reuniones departamentales, las conferencias y las entrevistas. Aunque sea la hora de comer, Lluch nos recibe en su hábitat habitual, el del Hospital Clínico de Valencia, donde dirige el Servicio de Hematología y Oncología Médica.

Defiende que la mejor política pública sanitaria en España es la campaña de prevención del cáncer de mama, algo en lo que los valencianos somos pioneros.

Junto con el de Navarra, nuestro programa de prevención, por su estructura, funcionamiento e índices de participación, ha sido el referente para otras comunidades. Ahora también lo es la campaña de prevención del cáncer de colon en todo el País Valencià, y lo ha hecho la misma persona, la actual secretaria autonómica de Sanidad, Lola Salas, con una extraordinaria gestión. Gracias a ella y a gente como Manolo Escolano, llevamos más de veinte años de programa de cáncer de mama. En Madrid y en Barcelona, con un estatus social mayor, han tardado en aplicarlos porque las mujeres estaban acostumbradas a hacerse controles por su cuenta. Si la aceptación de un programa no alcanza el 65-70%, no puede funcionar.

http://www.valenciaplaza.com/

Leave a comment