Equipo Hospital Alicante

Pacientes con Cáncer de Mama prueban nuevos fármacos en el Hospital de Alicante

Un nuevo anticuerpo conjugado demuestra una eficacia superior respecto al mejor tratamiento actual, aumentando la supervivencia de forma significativa.

El Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Alicante (HGUA) se suma a la celebración del Día Internacional del Cáncer de Mama, cuyo objetivo es concienciar y promover el diagnóstico precoz de la enfermedad.

“Queremos hacerlo también destacando los avances terapéuticos conseguidos por la ciencia en el último año, de los cuales ya se han podido beneficiar también algunas de nuestras pacientes”, apunta el doctor José Ponce, representante del Servicio de Oncología Médica en el Comité de Patología Mamaria del centro; un comité oncológico multidisciplinar que goza de prestigio provincial, en el que intervienen servicios como Radiodiagnóstico, Anatomía Patológica, Ginecología, Cirugía Plástica y Oncología Médica, entre otros, para el abordaje terapéutico de pacientes con cáncer, con el fin de ofrecer un tratamiento individualizado.

Por lo que respecta a los avances en cáncer de mama, desde el mes de marzo, 12 pacientes del General de Alicante se han podido beneficiar de 2 nuevos fármacos, denominados Tucatinib y Trastuzumab-Deruxtecan, “que han demostrado un aumento significativo de la supervivencia en pacientes con cáncer de mama metastásico Her2+, un suptipo de tumor que padece una de cada 5 mujeres con cáncer de mama”, señala el doctor Ponce.

Así, estos tratamientos se han administrado “con resultados muy esperanzadores, gracias a la puesta en marcha de programas de uso compasivo facilitados por las compañías farmacéuticas, dado que, hasta la fecha, el fármaco todavía no está disponible para uso habitual en nuestro país”, precisa.

De especial relevancia es el tratamiento Trastuzumab-Deruxtecan que se trata de un anticuerpo conjugado, una  molécula híbrida que, por una parte, contiene un anticuerpo que se dirige hacia la célula tumoral diana y, por otra, lleva unida una quimioterapia, que actúa en forma de “bomba teledirigida”. De este modo, como explica el oncólogo, “el fármaco actúa como un “dron cargado con explosivos” que se dirige selectivamente hacia las células malignas del tumor, resultando altamente eficaz”.

Así, el Trastuzumab-Deruxtecan ha sido el fármaco más destacado en el último congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés), celebrado el pasado mes de septiembre, “donde ha demostrado unas tasas de respuesta y de supervivencia nunca vistas previamente. En un escenario donde el mejor arsenal terapéutico con el que contábamos hasta ahora para estas pacientes consigue controlar la enfermedad durante unos siete meses de media, con este nuevo fármaco logramos superar los dos años de tratamiento”, prosigue.

Además y siguiendo con esta línea, el HGUA y el Instituto de Investigación Sanitaria y Biomédica de Alicante (ISABIAL), están participando en el ensayo clínico ‘Destiny-Breast05’, internacional y de carácter multicéntrico, que estudia este mismo fármaco en etapas más precoces de la enfermedad, tras la cirugía del cáncer de mama, con el objetivo de aumentar el porcentaje de pacientes curadas a largo plazo.

“Otro anticuerpo conjugado novedoso, cuyos resultados positivos han sido comunicados en el último Congreso ESMO, es el Trastuzumab-Duocarmacina, que fue testado en el ensayo clínico ‘Tulip’, en el que hemos podido participar en nuestro centro, con la inclusión de cuatro pacientes de nuestro Hospital”, apunta el representante del Comité de Patología Mamaria.

54 ensayos clínicos activos

El Servicio de Oncología Médica del HGUA ha experimentado un incremento de su capacidad investigadora en los últimos diez años, duplicando el personal que se dedica a investigación de manera exclusiva. En el último año se han mantenido activos un total de 54 ensayos clínicos, gestionados a través de ISABIAL, lo que lo convierte en la actualidad en el servicio del centro hospitalario con un mayor número de ensayos abiertos. Una tercera parte, en concreto 20 de ellos, se dirigen precisamente a pacientes con carcinoma de mama, cuyo investigador principal es el doctor Ponce.

En su firme apuesta por la investigación, además de contar con la implicación de los profesionales sanitarios que conforman la plantilla de Oncología Médica, dispone de una estructura de personal investigador que aporta ISABIAL, en concreto tres enfermeras, dos biólogos/-as y una administrativa, que se dedican a tiempo completo a tareas relacionadas con la investigación clínica de los pacientes oncológicos.

“Gracias a esta estructura y al esfuerzo de todos los profesionales, los ensayos clínicos están en constante aumento, lo que genera más recursos para seguir avanzando en el arduo camino de la investigación clínica, cuyo objetivo final es repercutir positivamente en el pronóstico y la calidad de vida de nuestras pacientes”, remarca el doctor Ponce.

Vea la versión original en AlicantePress

Un paseo por la vida 2021

Un Paseo por la Vida Castelló 2021

El domingo 17 de octubre de 2021, la Fundación Le Cadó organiza la VII marcha contra el cáncer de mama.

La marcha comenzará a las 10:30 en el Parque Rafalafena, junto al Colegio Oficial de Enfermería. Como en otras ocasiones, se hará un paseo de 5 km hasta llegar al Parque Ribalta, donde terminará el recorrido.

Todo el mundo es bienvenido a esta marcha, independientemente de su edad y género. Cada uno de los asistentes colaborará con un donativo de 8 euros, como importe de la inscripción, y recibirá una camiseta conmemorativa hasta agotar existencias.

Una camiseta perfecta para lucir el día de la marcha, pero también el resto del año. El diseñador Higinio Mateu ha sido el encargado de ilustrar la camiseta de esta VII edición. Los pájaros han sido su fuente de inspiración. Libres y llenos de vida, capaces de echar a volar cuando lo deseen, pero siempre unidos como si de un único corazón se tratasen. Tal y como ocurre con la lucha contra el cáncer de mama.

Las inscripciones para apuntarse al evento y hacerse con una camiseta se podrán realizar en la sección de Deportes de El Corte Inglés (2ª planta) a partir del martes 7 de septiembre. Como cada edición, aquellos que prefieran inscribirse vía online podrán hacerlo en https://bit.ly/3mhd6dU.

En esta iniciativa colaboran El Ayuntamiento de Castelló, La Diputación de Castelló, Universidad Jaume I, El Corte Inglés, Clínica Granell, Aguas de Benassal, Farmacom, Clínica Loscos, Cadena 100, Multiópticas, + fit lowcost Castelló, Sanycces, Grespania Cerámica y el Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Castelló. Todos ellos están comprometidos con la Fundación para luchar contra el cáncer de mama.

El año pasado no fue posible realizar la marcha debido a la situación sanitaria. Por ello, esperamos que esta edición tenga una buena acogida y juntos podamos seguir financiados proyectos dedicados exclusivamente a la investigación contra el cáncer de mama.

Unidad móvil de detección precoz del cáncer de mama atenderá en Villarrobledo a 3.600 mujeres hasta el 15 de septiembre

Para garantizar la seguridad de las mujeres que acuden a la unidad, se dan citas espaciadas en el tiempo con la intención de que no se den aglomeraciones de personas.

La Concejal de Sanidad de Villarrobledo, Cristina García, y el doctor César Gualda, coordinador de la campaña de detección precoz del cáncer de mama de la Junta de Comunidades y que se realiza a través de Quironsalud, han informado del comienzo de la nueva campaña en Villarrobledo con la instalación a las puertas del centro de Salud de la localidad de la unidad móvil por la que se espera que acudan a realizarse las pruebas 3.600 mujeres de Villarrobledo de entre 45 y 70 años, que están siendo citadas vía carta hasta el 15 de septiembre.

César Gualda ha señalado que es importante que las mujeres dentro de este rango de edad estén pendientes de las llegadas de las cartas en las que se les proporciona día y hora para la cita, que también se envía siempre que es posible vía SMS al móvil. Ha incidido en que en caso de no poder acudir en la fecha señalada o en caso de no recibir la carta a lo largo de estos meses, acudan a la caravana o llamen al teléfono indicado en las cartas para informarse o para cualquier cambio que necesiten, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Unas pruebas que tiene su razón de ser en un contexto preventivo y que se realizan a mujeres en principio sanas con la intención de poder detectar cualquier anomalía en su fase más temprana, fundamental a la hora del tratamiento y curación de la enfermedad que se une además a la importancia de la autoexploración de cara al mismo objetivo.

Ha explicado asimismo que, debido a la pandemia, durante el año pasado la unidad de detección precoz del cáncer de mama tuvo que suspender su actividad durante cuatro meses, por lo que una vez que se activaba de nuevo se están recuperando todas las citas aplazadas ampliado el horario para realizar las pruebas.

Además para garantizar la seguridad de las mujeres que acuden a la unidad, se dan citas espaciadas en el tiempo con la intención de que no se den aglomeraciones de personas, la espera se realiza fuera de la caravana y en su interior únicamente coinciden dos personas, una de ellas realizándose la mamografía mientras otra proporciona los datos a los técnicos.

De igual modo, debido a la evolución de la tecnología empleada con sistemas más sensibles, se detectan las anomalías por pequeñas que sean que pueden ser sospechosas de desarrollar cáncer, incluso completando, llegado el caso, con una segunda prueba que suele ser una ecografía. En caso de que se detecte algo sospechoso, el caso se deriva directamente al hospital para su estudio.

Ha detallado César Gualda que este programa se iniciaba en 1992 y que a día de hoy se encuentra muy normalizado, concienciadas las mujeres de la necesidad de realizarse estos controles preventivos.

 

Vea la versión original en Lanza Diario de la Mancha 

Identifican nuevos biomarcadores de cardiotoxicidad en pacientes con cáncer de mama

Investigadores del CiMUS de la Universidad de Santiago de Compostela han identificado nuevos biomarcadores de cardiotoxicidad en pacientes con cáncer de mama, con lo que se puede caracterizar mejor al paciente oncológico ante terapias potencialmente tóxicas y así prevenir y minimizar los efectos adversos, garantizar una mejor calidad de vida y describir nuevas dianas terapéuticas.

Los biomarcadores de cardiotoxicidad permiten caracterizar mejor al paciente de cáncer ante terapias potencialmente tóxicas

El hallazgo de estos biomarcadores ha centrado el trabajo de la tesis que acaba de defender la investigadora María Cebro y aborda uno de los temas importantes en la medicina cuando se habla de supervivientes de cáncer: los efectos perjudiciales a largo plazo asociados al tratamiento oncológico. De hecho, la cardiotoxicidad se considera una de las complicaciones más comunes relacionadas con la quimioterapia. Así, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte entre los supervivientes al cáncer.

La predisposición a la cardiotoxicidad es multifactorial y puede condicionar el acceso a un tratamiento adecuado, a costa de un peor pronóstico en el proceso oncológico. Hasta hace poco a cardiotoxicidad se asociaba el uso de antraciclinas, debido a su amplia prescripción y al mayor número de estudios; sin embargo, cada vez más datos apuntan el uso de citostáticos de nueva generación afectan también la función cardíaca.

La cardiotoxicidad se considera una de las complicaciones más comunes relacionadas con la quimioterapia. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte entre los supervivientes al cáncer

En la actualidad el diagnóstico depende de cambios en la fracción de exección del ventrículo izquierdo o en la detección de marcadores séricos como troponinas y péptidos natriuréticos. Esto limita el diagnóstico a un daño sintomático, en algunos casos irreversible. Con todas estas claves, según explica el CiMUS es “esencial” contar con herramientas para poder estratificar adecuadamente el riesgo y ofrecer un diagnóstico temprano. De esta forma se pueden prevenir y minimizar los posibles eventos adversos del tratamiento sobre el sistema cardiovascular.

Así, el trabajo de la investigadora, supervisado por Ricargo Lage, Isabel Moscoso y José Ramón González Juanatey, ha evaluado si las diferencias individuales en el perfil de expresión de miRNAs y en los niveles de adipokinas circulantes, junto con los parámetros ecocardiográficos, permiten una mejor caracterización del paciente oncológico sometido a terapias potencialmente cardiotóxicas.

“Nuestros resultados muestran diferencias específicas, tanto en la expresión de miRNAs como nos niveles de adipokinas circulantes”

“Nuestros resultados muestran diferencias específicas, tanto en la expresión de miRNAs como nos niveles de adipokinas circulantes”, explica María Cebro. Estas diferencias, en conjunto con los parámetros ecocardiográficos “podrían explicar la diferente susceptibilidad a desarrollar cardiotoxicidad y señalan las vías que podrían estar implicadas en la misma”. El hallazgo, añade, “abre la puerta a identificación de nuevas dianas terapéuticas”. 

Revelan una nueva diana que podría contrarrestar un tipo de cáncer de mama

Un equipo de investigadores ha identificado una nueva diana terapéutica “muy prometedora” para contrarrestar el cáncer de mama HER2-positivo, en experimentos realizados en ratones.

Aunque se trata de investigación básica, sus responsables señalan que la mejora de los tratamientos de este cáncer “está más cerca”. Los resultados se publican en la revista PNAS, en un artículo liderado por científicos de la Universidad de Montreal (Canadá).

En el cáncer de mama HER2-positivo se expresa un gen llamado HER2 que favorece una forma agresiva de la enfermedad. El subtipo HER2-positivo se asocia a un mal pronóstico, señala la universidad en una nota.

Lo que amenaza la vida de la mayoría de las pacientes con cáncer es el poder de las células tumorales para diseminarse y, por tanto, hacer metástasis en otros órganos, lo que puede interferir en las funciones vitales del organismo.

Nuevas esperanzas

Cada vez más, la medicina personalizada ha generado muchas esperanzas para las pacientes que expresan el gen HER2, pero las recaídas son frecuentes, según las mismas fuentes.

La inmunoterapia es una vía importante para tratar a estas pacientes resistentes a los fármacos, pero hasta ahora con pocos beneficios aparentes. Por ello, los investigadores tratan de profundizar en el conocimiento del entorno inmunitario de los tumores y, de este modo, orientar mejor los tratamientos.

El principal enemigo: la hipoxia

Con esta idea, el equipo de Marie-Anne Goyette y Jean-François Côté estudió un importante fenómeno de los tumores sólidos denominado hipoxia.

La hipoxia se manifiesta por la falta de oxígeno provocada por el rápido crecimiento del tumor y conduce a la producción de metástasis, al debilitamiento del sistema inmunitario y a la resistencia al tratamiento.

Al hacer que los tumores sean más agresivos y reducir la capacidad del organismo para defenderse, la hipoxia favorece la progresión del cáncer, que puede ser mortal para las afectadas.

En un modelo preclínico, el equipo identificó una proteína llamada AXL cuya acción es crucial para que se produzca la hipoxia. Al bloquear la acción de esta proteína en el tumor utilizando varias técnicas novedosas, el equipo observó una recuperación de los vasos sanguíneos y una revitalización del entorno inmunitario del tumor.

El bloqueo de la acción del tumor también redujo su capacidad de metástasis en otros órganos. “Es como si hubiéramos conseguido, por un lado, derribar las paredes protectoras del tumor contra el sistema inmunitario, haciéndolo así más vulnerable a los tratamientos inmunológicos, y, por otro, impedir que el tumor se desplace a otro lugar”, afirma Goyette.

“No sólo hemos arrojado luz sobre un mecanismo central del funcionamiento de algunos de los tumores más agresivos, sino que al hacerlo también hemos desvelado una forma de crear un entorno propicio para tratamientos más eficaces”, concluye Côté.

 

Vea la versión original en EFE 20 Minutos

El Marañón constituye un Foro de Pacientes para mejorar la humanización

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha celebrado la constitución de su Foro de Pacientes como una estructura permanente de representación de los pacientes y sus familiares con el fin de mejorar la humanización y la calidad de la asistencia. Forman parte de este Foro las tres grandes plataformas españolas de asociaciones de pacientes y otras doce asociaciones que integran a pacientes del área de referencia del Marañón o de toda la Comunidad de Madrid.

El Foro de Pacientes del Gregorio Marañón se constituye como un órgano de asesoramiento del Hospital, cuyas propuestas serán valoradas para la toma de decisiones organizativas del centro. El objetivo es mejorar la relación de pacientes y familiares con el hospital, actuando como una herramienta que sirva para incrementar la humanización y la calidad de los servicios sanitarios, fomentando los niveles de participación de los usuarios en la elaboración de circuitos y procesos asistenciales.

Promover la participación de los pacientes de una manera activa en el funcionamiento del hospital es una de las principales funciones del Foro, junto a informar sobre sus necesidades y proponer y elaborar actividades colaborativas.

A través del Foro, se podrán establecer canales de participación de los pacientes en los servicios asistenciales y en las comisiones del hospital, además de la creación de grupos de trabajo en áreas concretas con el fin de detectar las posibles áreas de mejora.

Planificar actuaciones conjuntas en prevención, promoción de la salud y acogida de pacientes y asesorar en cuestiones de documentación, información y nuevas formas de comunicación con los ciudadanos, contemplando la visión del paciente, serán también funciones del Foro.

Por parte del hospital contará con la participación de la gerencia y subgerencia, las direcciones médica, de enfermería, de gestión y de continuidad asistencial y responsables de responsabilidad social corporativa, atención al paciente, medicina preventiva, humanización y comunicación.

Dar voz al paciente

Dar voz y escuchar al paciente constituye una de las líneas básicas de desarrollo del documento de Posicionamiento Estratégico 2018-2022 del Hospital Gregorio Marañón. El objetivo es generar una cultura de escucha activa en directivos y profesionales del hospital que permita orientar todo el proceso asistencial a dar respuesta a las necesidades del paciente, respetando sus derechos e intentando que la atención prestada sea más cercana y personal.

Enmarcadas en esta línea estratégica se están desarrollando ya actuaciones como la creación de grupos focales con pacientes de distintas patologías: cáncer de mama, insuficiencia cardiaca, EPOC, hematología, oncología, psiquiatría y esclerosis múltiple, entre otras.

El Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Marañón dispone de un foro de pacientes específico y el Centro de Enfermedades Inflamatorias Mediadas por la Inmunidad (CEIMI) ha incorporado al paciente en su comité de dirección, con el fin de participar en la toma de decisiones e identificar áreas de mejora.

Por su parte, el servicio de Farmacia, en su programa de humanización, incluye la incorporación de los pacientes en el diseño y evaluación de los procesos asistenciales, con la creación -dentro de los órganos de gobierno del servicio- del Consejo Asesor de Pacientes.

El Marañón también tiene previsto incluir a pacientes en algunas de sus comisiones técnicas consultivas, como la de calidad percibida y la de humanización. Y también crear grupos focales de trabajo con pacientes de cara a la puesta en marcha del nuevo hospital oncológico y del nuevo bloque quirúrgico.

Vea la versión original en redacción médica

El Hospital de Antequera pone en marcha su Escuela de Salud para mujeres con cáncer de mama

La Escuela de Salud del Área Sanitaria Norte de Málaga consiste en un espacio para la educación sanitaria de pacientes con diferentes enfermedades, en el que profesionales especializados del Hospital de Antequera instruyen a pacientes con determinadas patologías en el correcto manejo de su enfermedad.

Concretamente en esta edición de para mujeres con cáncer de mama, está siendo dirigida por cirujanos especialistas de mama, psicólogos, especialistas en nutrición y fisioterapeutas. Durante cuatro semanas, se tratarán temas fundamentales en el cáncer de mama, como son el manejo del tratamiento farmacológico y sus efectos secundarios, los hábitos de vida saludable como la alimentación y el ejercicio físico o la prevención del linfedema, tan asociado a esta patología.

El formato grupal de estas intervenciones supone además un gran apoyo social y emocional para estas pacientes en el difícil momento del diagnóstico, generando un espacio de desahogo y apoyo mutuo. Además de instruir a las pacientes en estos temas, se pretende fomentar en ellas una actitud de afrontamiento activo ante la enfermedad y que sean conscientes de que es mucho lo que pueden hacer ellas mismas para conseguir su curación.

La captación de las participantes se ha realizado directamente desde el servicio de cirugía del Hospital de Antequera, así como desde la Asociación Española contra el Cáncer, con la que el ASNM tiene un convenio de colaboración, que derivan a las pacientes diagnosticadas que han deseado participar.

Desde el Área Sanitaria Norte de Málaga está prevista la realización de al menos dos o tres ediciones al año, en función de la demanda experimentada. Además, se han iniciado el diseño y puesta en marcha de futuras ediciones dirigidas a pacientes con otras patologías, como fibromialgia o insuficiencia cardiaca.

 

Vea la versión original en Cadena Ser Andalucía Centro 

Historias Le Cadó: Isabel González

Isabel González es psicóloga especialista en oncología y colabora con la Fundación ofreciendo distintos talleres que muestran la importancia de la psicología en el acompañamiento del cáncer de mama. Con ellos busca ayudar a quienes lo sufren y dar herramientas para el soporte psicológico, de manera que afrontar la enfermedad y sus secuelas psico-físicas sean lo menos graves posible.

Más allá de conocer el trabajo que está desarrollando la Fundación Le Cadó, para ella hubo otros dos factores decisivos en el momento de colaborar. Por un lado, convivir día a día con el sufrimiento de las mujeres cuando son diagnosticadas y tratadas de cáncer de mama. Por otro lado, el deseo de compartir conocimientos que ayudan a sobrellevar la enfermedad a quienes desean escucharlos y que la Fundación sea un espacio para compartirlos. Tanto las pacientes como sus familias sufren a nivel psicológico y muchas veces se descuida esa salud mental, que es crucial para seguir adelante.

Para Isabel González, está claro que la investigación abrirá caminos para mejorar los tratamientos y es lo que al final salvará más vidas. Sin embargo, para conseguirlo hace falta dinero y alaba el compromiso de Le Cadó en este sentido, ya que aportan lo que modestamente consiguen con todo su trabajo. Esta labor ha supuesto para la protagonista un aprendizaje personal, el hecho de aportar y compartir los saberes que tiene sobre la psicooncología le hace sentir que crece como persona. Después de esto, insta a aquellos que buscan apoyar una buena causa a colaborar con la Fundación aportando tiempo, habilidades, conocimientos… porque es el camino para conseguirlo.

Olaparib, útil para evitar recaídas en pacientes con cáncer de mama y una alteración genética hereditaria en BRCA1 o BRCA2

En el tratamiento del cáncer cada vez tienen más protagonismo las terapias dirigidas, enfocadas a una característica molecular específica del tumor, que es clave para su invasión o división continua. Hasta ahora el uso de olaparib, fármaco que inhibe la proteína PARP, fundamental en los procesos de reparación del ADN, en cáncer de mama estaba restringido al contexto de la enfermedad metastásica en pacientes con una alteración genética en BRCA1 o BRCA2. Ahora, los resultados del estudio Olympia, recientemente publicados en The New England Journal of Medicine y que se presentan en la sesión plenaria del congreso virtual de ASCO, avalan la ampliación del uso de olaparib en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama precoz.

Estos datos suponen un gran avance clínico, porque indican que las pacientes con una alteración genética hereditaria en BRCA1 o BRCA2 pueden recibir un tratamiento dirigido con un elevado impacto en su posibilidad de curarse, ya que estamos hablando de fases iniciales de la enfermedad, explica la Dra. Judith Balmaña, responsable del Grupo de Genética del Cáncer y miembro de la Unidad de Cáncer de Mama del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), que es co autora de la publicación, una de las investigadoras del estudio Olympia, formando parte de su comité de dirección en nombre del grupo Solti y que también ha sido la co-presidenta del subcomité de genética del estudio en representación de VHIO.

Reducción del riesgo de recaída
En este estudio Olympia participaron un total de 1.836 pacientes portadoras de una mutación germinal en BRCA1 o BRCA2 con un cáncer de mama precoz y HER2 negativo. En el estudio se evaluó la eficacia de olaparib después del tratamiento convencional de quimioterapia (neoadyuvante o adyuvante), cirugía y radioterapia para evitar la recaída de la enfermedad. “No hay que olvidar que estas alteraciones genéticas en BRCA1 o BRCA2 suelen predisponer al diagnóstico de tumores potencialmente agresivos y a una edad joven”, recalca la Dra. Balmaña.

El estudio aleatorizó a las pacientes en dos grupos, uno que recibió olaparib y otro al que se le administró placebo. En ambos casos junto a un tratamiento hormonal si el tumor era receptor hormonal positivo. Todo ello después de finalizar el tratamiento quirúrgico, de quimioterapia y radioterapia convencional. El tratamiento se administró durante un año y se pudo comprobar que, efectivamente, olaparib era capaz de reducir de forma significativa el riesgo de recaída. “Hemos demostrado que con olaparib se logra una reducción superior al 40% de tener una recaída de la enfermedad respecto al grupo control”explica la Dra. Judith Balmaña.

Analizando los datos obtenidos a los tres años y medio de seguimiento, se pudo ver que la reducción absoluta del riesgo de recaída a distancia en el grupo de olaparib era del 7% respecto al grupo control. “En cuanto a recaída de enfermedad invasiva, esto significa que a los tres años en el grupo con placebo un 77% de las pacientes no tenía una recaída, y este beneficio se amplió hasta el 86% en las pacientes tratadas con olaparib. Eso supone una importante oportunidad de curación y, sin duda, va a suponer un cambio en la práctica clínica”, añade la doctora. Asimismo, recalca que la toxicidad de este fármaco es baja y que su administración es oral, lo que permite mantener una buena calidad de vida.

Mutaciones en BRCA1 o BRCA2
Los genes BRCA1 y BRCA2 producen proteínas supresoras de tumores. Así, ayudan a reparar el ADN dañado y aseguran, por lo tanto, la estabilidad del material genético de cada una de las células. Sin embargo, cuando se produce una mutación en alguno de esos genes, la proteína correspondiente deja de funcionar correctamente. Por ello, hay más probabilidad de presentar alteraciones genéticas adicionales que puedan resultar en un cáncer. El riesgo de que una mujer pueda desarrollar un cáncer de mama o de ovario aumenta considerablemente si hereda una mutación dañina en el gen BRCA1 o en el gen BRCA2. Algunos estudios señalan que las mujeres que heredan alguna de esas mutaciones tienen hasta un 70% de posibilidad de presentar un cáncer de mama. En cambio, esta probabilidad es del 12% en la población no portadora.

Una mutación en los genes BRCA1 o BRCA2 supone un mayor riesgo de desarrollar cáncer. Además, también hace que los tumores sean especialmente sensibles al tratamiento con olaparib. Se trata de un inhibidor de la proteína PARP y es el primer tratamiento dirigido a las células tumorales que presentan una deficiencia en la vía de reparación del ADN por recombinación homóloga. Así son, precisamente, esos tumores con una mutación en BRCA1 o en BRCA2.

“Este fármaco ya había demostrado su utilidad en el tratamiento de pacientes con cáncer de mama metastásico. Con los resultados del estudio Olympia, se da un paso adelante y se demuestra que ofrece un importante beneficio en la posibilidad de curación en una etapa inicial de la enfermedad”, concluye la Dra. Saura, jefa de la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH). Asimismo, es jefa del Grupo de Cáncer de Mama del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO).

Este estudio ha sido posible gracias a una alianza para tirar adelante un estudio clínico entre la academia y la industria farmacéutica a nivel mundial. En el ámbito español el grupo cooperativo Solti y el grupo cooperativo Geicam de investigación en cáncer de mama han participado como grupos académicos que pertenecen a BIG (Breast International Group). “Conjuntamente han reclutado casi 122 pacientes, que representa casi un 10% del total“, según detalla el VHIO en un comunicado.

Vea la versión original en iSanidad.

La Fundación Le Cadó se suma a la Milla Europea

Este pasado 6 de junio, la Fundación Le Cadó tomó parte en la Milla Europea, una acción organizada por el Servei Municipal d’Esports y el Ayuntamiento de Burriana para promover una vida más activa en la ciudadanía. De las diferentes rutas marcadas, la convocatoria de la Fundación se dio en el carril ciclopeatonal del puerto.

Los participantes acudieron a la convocatoria llevando la camiseta de la Cursa de la Dona 2020, que no pudo llevarse a cabo debido a la situación de pandemia vivida en el momento. De esta forma, se hacia ver que, a pesar de que no pudimos realizar los eventos dicho año, seguimos trabajando para visibilizar la lucha contra el cáncer de mama.

Queremos agradecer la colaboración de todas las personas que han participado y animaros a que mantengáis la actividad física en vuestro día a día.