El Clínic aplicará biopsia líquida para detectar riesgo recaída cáncer mama

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS aplicarán la biopsia líquida para detectar el riesgo de recaída en cáncer de mama.

El equipo de investigadores coordinado por Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Clínic y del equipo Genómica Traslacional y Terapias Dirigidas en Tumores Sólidos del IDIBAPS, ha recibido una ayuda de la XV Convocatoria Anual de Ayudas a la Investigación en Materia de Salud que otorga la Fundación Mutua Madrileña en la categoría de oncología.

El objetivo del proyecto, financiado con 120.000 euros, es determinar la presencia de ADN tumoral en plasma, lo que se conoce como biopsia líquida, para establecer el riesgo de recaída de pacientes con cáncer de mama más allá de los 4 años de seguimiento.

En España se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos de cáncer de mama cada año y su tasa de incidencia va en aumento.

Según ha explicado Prat, el cáncer de mama receptor hormonal positivo y HER2 negativo representa el 70 % de todos los tumores de mama diagnosticados y es el responsable de la mayor parte de las recaídas y de muertes causadas por la enfermedad.

“El 40 % de las recaídas en esta enfermedad suceden después de 4-5 años de seguimiento, por lo que es fundamental hallar nuevos métodos diagnósticos para identificar mejor el riesgo real de las pacientes de tener una recaída”, ha indicado el oncólogo.

Según Prat, “la identificación de pacientes con un elevado riesgo de recaída entre los 4-10 años de seguimiento nos permitirá estudiar nuevas medidas de seguimiento y tratamiento”.

El investigador ha señalado que, gracias al creciente conocimiento de los mecanismos moleculares del cáncer y el desarrollo de nuevas técnicas, se está promoviendo el estudio de alteraciones moleculares en sangre y otros fluidos corporales.

“El desarrollo de biomarcadores a partir de tejido tumoral es complicado, ya que las biopsias son invasivas, costosas, lentas y no se pueden repetir. En cambio, los biomarcadores basados en sangre, incluido el ADN tumoral circulante, permiten superar los inconvenientes de las biopsias convencionales”, ha resumido Prat.

La biopsia líquida constituye una fuente no invasiva de material que puede permitir la identificación de la composición genómica de los tumores.

El proyecto financiado por la Fundación Mutua Madrileña tiene como objetivo, determinar cuál es la prevalencia de presencia de ADN tumoral circulante en plasma en pacientes con cáncer de mama, libres de enfermedad después de 4-6 años de la cirugía y con alto riesgo de recaída.

De esta manera, los investigadores esperan poder identificar qué pacientes con cáncer de mama RH+/HER2- tienen un mayor riesgo de recaída.

Por otra parte, con la gran cantidad de datos genómicos de muestras tumorales que se generarán en el marco del proyecto, esperan poder determinar cuál es la prevalencia de mutaciones que provocan la resistencia al tratamiento.

“Este proyecto de investigación tiene un enfoque traslacional muy innovador que nos permitirá mejorar la comprensión de la sensibilidad y resistencia del cáncer de mama hormosensible al tratamiento y descubrir nuevos biomarcadores predictivos de supervivencia en cáncer de mama aparentemente curado”, ha concluido Prat.

 

https://www.lavanguardia.com/vida/

Leave a comment