El Hospital Provincial de Castellón estrena nuevo equipamiento para la detección precóz de cáncer de mama

El Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Provincial de Castellón va a a incorporar un mamógrafo digital directo con sistema de tomosíntesis y un ecógrafo que van a permitir mejorar el diagnóstico del cáncer de mama. La adquisición de estos dos equipos se enmarca en el Plan de Dignificación de infraestructuras sanitarias 2016-2019 impulsado por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública para hacer más digna la sanidad pública y que engloba, además de las obras de reforma de espacios, la renovación de la tecnología sanitaria para superar la obsolescencia tecnológica heredada, ha explicado la directora económica del hospital, Antonia Garrido.

“El Provincial -ha puntualizado Garrido- emprendió por primera vez el pasado año un programa global de renovación de equipamiento clínico con la finalidad de modernizar la tecnología y adaptarla a las necesidades de los pacientes”.

Este plan tiene continuidad en el tiempo para dotar a todos los servicios del centro de avanzados equipos que reemplacen a los más antiguos y mejorar así la asistencia sanitaria, ha añadido la directora económica. El mamógrafo de alta gama, que estará operativo dentro de un mes, es mucho más rápido que el actual y ofrece, entre sus ventajas, mayor capacidad diagnóstica y de intervencionismo, ha destacado el jefe de servicios centrales del hospital, Miguel Ángel Santamaría.

Este equipo permite realizar mamografías con tomosíntesis, una técnica que revela un mayor número de lesiones que con la mamografía convencional, ya que esta tecnología permite realizar cortes muy finos de la mama como si fuera un tac. Así, las imágenes obtenidas ofrecen una mayor nitidez de lesiones de un tamaño muy reducido y, por tanto, es de gran utilidad para detectar el cáncer de mama en estadios muy precoces. El equipo incorpora, además, un sistema de punciones que permite realizar las biopsias de mama con gran exactitud. “El nuevo mamógrafo nos permitirá ofrecer un servicio más rápido, por lo que los estudios aumentarán”, ha resaltado el doctor Santamaría, quien ha añadido que “también va a propiciar una detección más precoz, lo que supondrá tratar la enfermedad en fases más tempranas”.

Cáncer de mama, una de cada nueve mujeres padecerá a lo largo de su vida un tumor de este tipo, ha indicado el doctor, quien ha agregado que “el diagnóstico precoz es fundamental, ya que ahora estamos tratando de lograr que esta patología se convierta en una enfermedad crónica”. Por ello, el especialista recomienda a las mujeres que a partir de los 40 años se sometan a una mamografía anual y en el caso de que existan antecedentes en parientes de primer grado como madre y/o hermanas es aconsejable adelantar las exploraciones a los 35 años. La Unidad de Patología Mamaria del Provincial, que en la actualidad dispone de un mamógrafo digital que será reemplazado por el nuevo y de una esteroataxia, realiza anualmente unas 4.000 exploraciones anuales entre controles postoperatorios y revisiones. “Afortunadamente, el 90 por ciento de la patología mamaria es benigna”, ha indicado Santamaría.

 

http://www.castelloninformacion.com/

Leave a comment