Identifican un mecanismo del cáncer de mama que lleva la metástatisis al cerebro

Investigadores internacionales con liderazgo catalán han identificado un mecanismo celular que segregan una proteína que, en cáncer de mama, anulan las defensas del cerebro y permiten que crezca el tumor en esta localización, provocando metástasis, ha publicado la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

El laboratorio de Fisiología Molecular del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona ha liderado la investigación de investigadores del Instituto de Bioingeniería de Catalunya (Ibec), la Universidad de Grenoble (Francia) y la de Johns Hopkins (Estados Unidos).

Los investigadores han detectado, en cultivos celulares, que unos canales por los que entran y salen los iones de las células –canales iónicos– pueden ser relevantes para la metástasis, y podrían ser un objetivo para nuevos fármacos que disminuyan el riesgo de metástasis.

En concreto, han descubierto que las células de cáncer de mama que metastatizan en cerebro presentan unos niveles más elevados del canal Piezo2 que las células que no presentan predilección por este lugar de metástasis, y que este canal genera serpinas.

“Nuestro objetivo inicial era averiguar de qué depende que las células del cáncer de mama que producen metástasis en el cerebro liberen las serpinas, para que éstas anulen las defensas del cerebro”, ha explicado el primer firmante del artículo, el investigador en formación del Laboratorio de Fisiología Molecular de la UPF Carlos Pardo-Pastor.

“Durante el recorrido de una célula metastásica, ésta tiene que adaptarse a numerosos cambios en las propiedades físicas y mecánicas de su entorno”, y postularon que pueden ser relevantes para la metástasis los canales iónicos encargados de detectar cambios mecánicos en las células, ha añadido el líder de la investigación y del laboratorio de la UPF, Miguel Ángel Valverde.

EL MECANISMO DE LA METÁSTASIS

La metástasis es una de las causas principales de muerte en cáncer, y se produce en el cerebro en muchos casos de cáncer de mama; para llegar hasta éste órgano, las células migran desde el tumor, entran en el torrente sanguíneo y cruzan una barrera que protege al cerebro, por lo que la mayoría de las células muere antes de implantarse.

Estos pasos implican alteraciones mecánicas en las células tumorales, que tienen que modificar su forma y estrujarse para avanzar por los reducidos espacios como hace un pulpo para esconderse, y también tienen que liberar unas proteínas que, como si se tratara de un taladro químico, se deshacen de las barreras que se presentan a lo largo de su recorrido.

SEÑAL DE CALCIO

En el caso de los canales iónicos Piezo, su apertura permite el flujo de calcio cuando la célula detecta cambios en la rigidez del entorno o cuando ésta atraviesa espacios excesivamente estrechos (conocido como confinamiento celular).

Según el estudio, esta señal de calcio desencadena respuestas como la organización de la estructura esquelética celular y la activación de factores que controlan la expresión de genes necesarios para mantener la proliferación celular, la secreción de serpinas y la generación de unas estructuras conocidas como invadosomas, necesarias para perforar la matriz extracelular y permitir el paso de las células.

La investigación ha sido financiada, entre otras fuentes, por el Ministerio de Economía y Competitividad, Fondos Feder y el Programa María de Maeztu para las unidades de excelencia en investigación y desarrollo.

 

http://www.lavanguardia.com/

Leave a comment