Linfedema

El linfedema surge cuando los sistemas linfáticos vasculares no funcionan correctamente. Son muchas las causas y todas involucran una incapacidad del sistema circulatorio para mover el líquido corporal de manera eficiente. Debido a ello se altera la apariencia y la función de las partes afectadas, y con mucha frecuencia se altera también la sensación de bienestar o de llevar a cabo actividades normales.

Actualmente, no hay cura pero, afortunadamente, hay opciones de tratamiento. Los linfáticos son pequeños canales vasculares que se distribuyen por todo el cuerpo y constituyen en realidad parte de la circulación. Cada vez que el corazón bombea sangre a través de la circulación, aproximadamente el 1% del líquido queda atrapado en los tejidos. Para regresar al corazón, éste debe ingresar a los vasos linfáticos y éstos le llevan de vuelta al corazón. Así, el linfedema es la acumulación de este líquido dentro de los tejidos.

En el cáncer de mama, por ejemplo, puede aparecer en el brazo del mismo lado que el cáncer, después de que los ganglios linfáticos se retiran de la región de la axila para la estadificación del cáncer. Cabe aclarar que la estadificación es una herramienta que utiliza el médico para determinar qué tan avanzado es el tumor y se basa en exámenes realizados antes de la cirugía. La linfa es, pues, el fluido corporal rico en proteínas que se acumula cuando se daña el sistema linfático de transporte de fluidos. El transporte de fluidos es un componente importante, pero muchos no se dan cuenta de que el sistema linfático es parte del sistema inmune. Cumple la función de “tráfico inmune”, el proceso mediante el cual las células que combaten las infecciones pueden movilizarse a los tejidos que están amenazados por la infección u otros problemas. Cuando el sistema linfático se ve comprometido por cirugía, trauma o desarrollo inadecuado, la parte afectada del cuerpo es propensa a la infección recurrente.

El linfedema puede ocurrir a cualquier edad, incluido el momento del nacimiento y algunos tipos se pueden heredar. Las otras formas se adquieren por otros medios. La infección es una, particularmente en las naciones en desarrollo. Cualquier forma de trauma puede ser una causa, en el mundo occidental, este trauma a menudo ocurre durante el tratamiento de cánceres de mama, órganos pélvicos, piel, ganglios linfáticos u otros órganos. También puede ser efecto de una enfermedad de larga duración en otras partes del sistema cardiovascular, como una enfermedad venosa crónica. Las estimaciones de riesgo varían: la cirugía de cáncer de mama tiene un 50%, los pacientes con disección de ganglios linfáticos axilares tienen un 15-25%, en las técnicas de ganglio centinela , sin radiación, 6-10%, entre otros.

 

https://www.larazon.es/atusalud/salud/

Leave a comment