Llega una nueva oleada de biosimilares para cáncer de mama y linfoma no Hodking

  ¿Qué es un biosimilar?

Es una versión registrada de un medicamento innovador de naturaleza biológica ya existente. Las copias de los fármacos de síntesis química se denominan genéricos; las versiones de los biológicos se llaman biosimilares. Hay que recordar que estas versiones sólo pueden ponerse en el mercado cuando el original ha perdido su patente. Y añadir que los biosimilares requieren de una inversión y un esfuerzo económico y tecnológico muy superiores a los que se precisan para un genérico.

-¿Qué les diría a quienes desconfían de los biosimilares, del intercambio de éstos con el fármaco de referencia?

-Que para su autorización en la UE se siguen los mismos estrictos criterios de evaluación y control que para los demás medicamentos y los científicos expertos que los evalúan son también los mismos, por eso, no hay razón alguna para la desconfianza. Cuestión distinta es que los médicos sean los responsables de decidir el mejor tratamiento para sus pacientes y opten por uno u otro dependiendo de las características de la enfermedad de cada persona a la que va destinado.

-¿Qué ventajas presentan?

-Su desarrollo fomenta la competencia entre compañías farmacéuticas que comercializan los biológicos y, por tanto, disminuye su precio. Esto permite ampliar el número de pacientes que puede ser incluido en este tipo de tratamientos, que en otras situaciones no habría sido posible por su elevado coste, y agilizar su acceso a los mismos. La liberación de recursos económicos puede ser, también, usada para financiar nuevos medicamentos innovadores o tecnologías médicas. En ocasiones, los biosimilares mejoran al original en seguridad y administración del fármaco.

-¿Cuál es su situación en España?

-Es muy dispar, tanto si analizamos el volumen de biosimilares en el mercado por principio activo como si lo hacemos por CC AA. Desde BioSim, a través de su Observatorio, estamos tratando de dar respuesta a las preguntas que se derivan de esta constatación: ¿Dependen de las medidas que adoptan las administraciones sanitarias de cada comunidad, depende de los clínicos de cada región? Hay biosimilares, usados para la neutropenia tras la quimioterapia, con una cuota de mercado que ronda una media del 85% de consumo nacional, mientras que en algunas autonomías supone el 55% y en otras está por encima de un 95%.

-¿Qué novedades se esperan?

-Los biosimilares están en el mercado desde 2006, cuando se comercializó la hormona de crecimiento biosimilar. Desde entonces, se han autorizado 38 medicamentos en la UE que abarcan enfermedades muy dispares como el cáncer, las inflamatorias intestinales, reumáticas, etc. Ahora viene una nueva oleada de biosimilares para el tratamiento de patologías de alto impacto entre las que se encuentran cáncer de mama y linfoma no Hodking, entre otras.

 

https://www.larazon.es/atusalud/

 

Leave a comment