“Me llamo Cristina, tengo cáncer y ésta es mi historia”

Un diagnóstico de cáncer siempre es un terremoto. En la vida del paciente, en la de su familia, en la de sus amigos… y cada cual lo afronta como puede y busca estrategias para sobrellevar la noticia y el periplo médico que arranca en ese momento.

Cristina Laclériga se puso a escribir un blog. “Nunca había pensado hacer algo así. Pero una profesora de yoga, que también es médico, me contó que es una buena idea y que ayuda a los facultativos y a otros enfermos. Así que me dieron el diagnóstico un martes y ese mismo sábado empecé a hacerlo”, cuenta.

Así nació “Con C de Cristina”, un blog que acumula ya miles de visita. En él, Laclériga comparte su experiencia diaria, cuenta cómo se encuentra, da consejos a quienes visitan a un enfermo, agradece el cariño de los suyos y, sobre todo, transmite buenas vibraciones en un momento vital que podría estar marcado por la tristeza. “Es que yo quiero ser feliz, y que todo esto que me está pasando se transforme en amor y en recuerdos maravillosos”, explica.

Tras el diagnóstico, que llegó a comienzos de este mes de diciembre, Cristina se sometió a una mastectomía y ahora se recupera de las secuelas de la operación. Hay días mejores y días peores, y de todo ello habla en su blog. “Hoy estaba muy dolorida y he pensado que no tenía de qué escribir, pero luego me he dado cuenta de que era el momento perfecto para hablar de la paciencia”, dice. El resultado, en el blog, son reflexiones como esta con la que arranca la primera entrada: “Tengo cáncer de mama. Cáncer suena fatal, pero mama o mamá, en cualquier acepción, suena genial. Me lo dijeron hace cuatro días. La gente me pregunta cómo estoy… la gente pregunta cosas muy tontas. Decir que no tienes miedo es mentir, pero el miedo no tiene por qué ser un obstáculo, más bien es una oportunidad para actuar, crecer y sanar. Ese es mi miedo amigo”.

Con C de Cristina

Lo mejor, según esta reciente bloguera, son las reacciones y los mensajes que deja la gente en la web. “Me está llegando tanto y tan bueno… Y me gusta sobre todo que escriba gente que no conozco”, dice, y cuenta, por ejemplo, el caso de un chico recién diagnosticado de leucemia al que el blog ha dado un agarradero en medio de la tormenta. “La web me hace sentirme útil. Y sentirse útil salva”, defiende Cristina. Ella aprendió esa lección hace seis años, cuando una enfermedad rara se llevó a su hija Ana, de 19 años. “Me dediqué a hacer labores de voluntariado y aquello me ayudó a superar el duelo”, explica. Por eso, siente que el bien que su blog pueda hacer a otros le ayudará también a afrontar esta nueva batalla.

“Siempre me ha gustado escribir y cuando Ana murió comencé a hacerlo. Pero me di cuenta de que aquellos textos estaban cargados de rabia y de odio y nunca he querido hacerlos públicos. Esta vez es distinto”. Esta vez, sus textos están llenos de energía positiva y de ganas de salir adelante. Cristina escribe y después, su hijo Jorge y su nuera Rosa le ayudan con la parte tecnológicaAsí, entre unos y otros, el blog suma nuevos ‘post’ cada día. Al menos, de momento, porque la autora tiene claro que esto no es una obligación. “Quiero sentirme libre para hacerlo cuando me apetezca. En Navidad me tomaré un descanso, pero volveré la semana que viene”, asegura.

Todas las entradas del blog, además, incluyen una práctica de yoga. Cristina es profesora de esta disciplina y elige cada día un ejercicio que tiene mucho que ver con el estado de ánimo que tiene en ese momento.

Hay de todo, pero la mayoría de los textos desbordan optimismo. Cristina sabe que  ese tono tiene mucho que ver con la muerte de su hija. “Aquello lo cambio todo, cambió mi manera de entender la muerte. Cuando el médico me dijo que tenía cáncer no entré en shock. Me asusté, claro, pero el miedo puede ser un buen aliado. Y no lloré, porque a mí ya no me quedan lágrimas”.

Por eso, su blog está escrito con C, con la C de Cristina, con la C de cariño, con la C de corázón… y no con la C de cáncer, que en este caso es solo la excusa para hablar de la familia, del amor, de la vida… y de todas esas cosas que de verdad importan.

* ‘Con C de Cristina’ de puede seguir a través de su página web o en las redes sociales a través de la página de Facebook

 

http://www.heraldo.es/noticias/

Leave a comment