Es validado el primer biomarcador que predice la supervivencia en cáncer de mama metastásico

Investigadores del Clínic-IDIBAPS, la UB y SOLTI han identificado y validado una clasificación molecular en el cáncer de mama hormonosensible avanzado que ya ha resultado ser muy útil para el tratamiento de los pacientes con esta patología. El estudio ha determinado cuatro subtipos (Luminal A, Luminal B, HER2-enriquecido y Basal-like) que ayudarán a afinar mucho más los tratamientos y maximizar su efectividad.

Se trata del mayor estudio en demostrar el valor del biomarcador y el primero en hacerlo en el contexto de los inhibidores de la proteína CDK4/6, como el ribociclib. La investigación, publicada en la prestigiosa revista Journal of Clinical Oncology, la ha coordinado el doctor Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic y presidente de SOLTI.

“Observamos que había pacientes en los que la enfermedad estaba muy controlada con la terapia hormonal y el ribociclib, pero otros a los que el tratamiento no les hacía efecto. Y esto que veíamos en la consulta en parte se explica gracias a estos cuatro grupos moleculares que hemos identificado”, explica Prat a La Vanguardia.

Para llevar a cabo su estudio, los investigadores analizaron la expresión de 152 genes en 1.160 pacientes con cáncer de mama hormonosensible avanzado (el mayoritario, supone un 70% de los casos) tratados en tres ensayos clínicos fase III del programa MONALEESA, que llevó a la aprobación del ribociclib por las autoridades sanitarias.

Un total de 488 pacientes recibieron la terapia hormonal sola y 672 en combinación con el ribociclib. El subtipo molecular Luminal A fue el más frecuente (47%), seguido por el Luminal B (24%), HER2-enriquecido (13%) y Basal-like (3%).

Comparado con el Luminal A, el riesgo de progresión de la enfermedad fue superior en el resto de subtipos moleculares. Por ejemplo, en los subtipos HER2-enriquecido y Basal-like fue 2 y 4 veces superior comparado con el Luminal A. Los investigadores también observaron que todos los subtipos moleculares se beneficiaron del ribociclib, excepto el Basal-like.

“Por un lado, nuestro estudio valida definitivamente observaciones previas sobre el valor pronóstico de la clasificación molecular. Por otro, demostramos por primera vez el alto valor clínico de ribociclib en el subtipo HER2-enriquecido, un grupo de tumores muy agresivo cuando se trata con terapia hormonal solamente”, apunta Prat.

Rosa Olmos, de 52 años, padece el subtipo HER2-enriquecido y ya se está beneficiando de este tratamiento hormonal combinado con ribociclib. “Me ha ido muy bien, tengo muy buena calidad de vida”, explica.

Fue con la aparición de la segunda metástasis (la primera la tuvo en la cadera y la segunda en las vértebras) cuando el doctor Prat, conocedor de los potenciales beneficios de combinar la terapia hormonal con el ribociclib, le propuso incluir el fármaco en el tratamiento.

Y todo cambió. “Mi situación ahora es mejor que cuando sólo tenía una metástasis. Casi no tengo efectos secundarios. Ha sido un acierto”. Madre de cuatro hijos, cuenta que hace “vida normal”, trabajando entre “ocho y diez horas diarias”.

“Al cáncer hay que ponerle nombre, primer apellido y segundo”, subraya. “Yo ya tengo este segundo apellido, y para mí no tiene precio. El diagnóstico molecular evita que mi organismo esté recibiendo algo que le puede hacer daño y que además puede que no le funcione”, agrega.

A diferencia de Rosa, esta combinación del tratamiento hormonal con un inhibidor de la proteína CDK4/6 no ha surgido efecto en el caso de Ester Ventoso (66 años), que padece el subtipo Basal-like.

La estuvieron tratando durante cuatro meses con dicha combinación sin ningún resultado. “Mi doctora me dijo que gracias al descubrimiento que han hecho [la clasificación molecular] habrían sabido de antemano que el tratamiento hormonal con el fármaco no me iba a funcionar”.

En noviembre entró en un ensayo clínico y por el momento le está funcionando. Cada dos meses la someten a un tac para comprobar que no le surjan metástasis en los huesos (ella la tiene en el pulmón).

El cáncer de mama afecta a 2,3 millones de personas y causa la muerte de 571.000 cada año. Entre los diferentes tipos de cáncer de mama, el hormonosensible representa el 70% de todos los casos. Cuando la enfermedad está en una fase precoz, el tratamiento local, la quimioterapia y el tratamiento hormonal durante 5 o 10 años han demostrado grandes beneficios a largo plazo en cuanto a la supervivencia.

Aun así, un 20-30% de las pacientes acaba presentando enfermedad avanzada durante el seguimiento. En este contexto, la supervivencia está comprometida y hacen falta biomarcadores y tratamientos específicos.

Actualmente, todos los pacientes con cáncer de mama hormonosensible reciben tratamiento hormonal (combinado, en algunos casos, con ribociclib). Pero gracias a la validación de esta clasificación molecular, esta realidad podría cambiar, como ya ocurre en el Clínic.

Hace tiempo que el equipo del doctor Prat conoce los buenos resultados que ofrece esta clasificación, y es por eso que ya tienen en marcha estudios clínicos multicéntricos donde seleccionan a los pacientes en base a este perfil molecular.

“Estamos testando nuevas terapias en estos grupos que nos preocupan más, como el Basal-like, para encontrar un tratamiento que funcione. Ahora estamos probando la inmunoterapia en este grupo”, esgrime.

Esta clasificación molecular todavía no se usa a nivel clínico. Falta ver cuál será la reacción de la comunidad científica a la publicación de su validación por parte del laboratorio que dirige el doctor Prat.

“Pero ya existen tests moleculares que identifican esta biología, y nosotros hemos demostrado su potencial utilidad clínica. Falta que estos tests se implementen en este contexto”, destaca el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic.

A su juicio, la clave de la investigación ha sido poder “acceder a unas muestras muy preciadas que son de estudios en fase III”. “Son tres estudios internacionales muy grandes, bien diseñados, muy homogéneos y donde todo está muy bien controlado. Hemos podido hacer algo que muy pocos biomarcadores consiguen”, relata Prat.

Desde hace cinco años, la línea de investigación de su laboratorio ha permitido describir la heterogeneidad biológica de la enfermedad hormonosensible e identificar los cuatro grupos moleculares con diferentes pronósticos y sensibilidades a los tratamientos. “Por eso ahora hemos tenido la capacidad de convencer a Novartis de que nos dieran acceso a estas muestras para realizar nuestro estudio”.

Según Prat, lo “novedoso” de su investigación es que han conseguido “validar” los biomarcadores, cuando “la mayoría se quedan en la fase de ser prometedores”. “No hay muchos biomarcadores que hayan dado el salto a ser validados”, concluye.

Este estudio ha sido financiado por Novartis, el Instituto de Salud Carlos III, la Breast Cancer Research Foundation, la Fundación Breast Cancer Now, la Generalitat de Catalunya dentro del programa Peris, la Fundació La Marató TV3, fondos europeos Horizon 2020 (proyecto RESCUER), la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), y las asociaciones Save the Mama, Pas a Pas y Cáncer de Mama Metastásico.

Vea la versión original en lavanguardia.com

Se detecta un posible freno al desarrollo de la metástasis del cáncer de mama

Actuar sobre una proteína concreta -la POU1F1- para incidir negativamente en el desarrollo de la metástasis del cáncer de mama. Esa es una posibilidad que se abre tras la investigación llevada a cabo por un grupo del CiMUS de la USC liderado por Román Pérez-Fernández. «Esta proteína hace que el tumor sea más malo», simplifica el investigador. Lo hace a través de la regulación de LDHA, lo que permite modificar el fenotipo de las células cancerosas y favorecer la progresión tumoral y la metástasis.

Este hallazgo suma en la cadena del grupo que viene estudiando esa proteína desde hace años. «Sabíamos que la POU1F1 se produce en la glándula mamaria y que cuando se produce mucha es mala, porque hace que las células tumorales crezcan más, migren más, invadan más y, por tanto, que hagan metástasis», recuerda Pérez-Fernández. Todos esos estudios han sido documentados con publicaciones en revistas científicas especializadas. En su nuevo paso, que lo recoge la revista Oncogene, han ido más allá. Se plantearon si esa proteína estaba relacionada con el cambio de metabolismo de las células cancerosas. Y demostraron que sí.

«Esta proteína regula una encima que es clave en la formación de lactato», confirma el investigador. Este lactato lo producen las células cancerosas en lo que se denomina el efecto Warburg, nombre derivado del científico que lo descubrió en los años treinta. La investigación del grupo de Román Pérez-Fernández vincula la citada proteína con ese lactato que favorece la progresión del cáncer de mama, metástasis y la activación de los fibroblastos.

«El lactato aumenta la proliferación, la migración y la invasión de las células del cáncer de mama. Además, activa los fibroblastos normales transformándolos en fibroblastos asociados al cáncer. Clínicamente, en pacientes con cáncer de mama, una mayor expresión de POU1F1 y LDHA se relaciona con la formación de metástasis», explica el primer firmante del artículo Anxo Martínez-Ordóñez. «Nuestros datos -añade- indican que la POU1F1 induce una reprogramación metabólica por medio de la regulación de LDHA en células tumorales de mama humanas, modificando tanto las características de las células cancerosas y promoviendo progresión tumoral».

Vitamina D e inhibidores

Con este descubrimiento de una diana terapéutica en el abordaje del cáncer se abre una vía de futuro, actuando directamente sobre la proteína POU1F1. «Hay una sustancia que la disminuye, que es la vitamina D», señala Román Pérez-Fernández. «Nosotros decimos o bien por esa vitamina D o por inhibidores de la LDHA, que ya se conocen, podría ser un buen tratamiento para este tipo de tumores», completa.

«En teoría, la célula tumoral se volvería más buena y, por tanto, no sería más mala. Si tú frenas el avance tumoral lograrías que hicieras menos metástasis o que no lo hiciera», expone. Todo esto, que apunta solamente en el campo del cáncer de mama, discurre en el terreno de la mera hipótesis. Como ocurre en estas investigaciones, depende de un desarrollo posterior que lo valide.

«En desarrollo de fármacos para cáncer es probablemente de los más complicados de casi todos, porque actúa en otras células y tiene que estar todo muy controlado. Normalmente, tarda entre 10 y 15 años. Pero también tardaba el del covid-19 y se hizo en un año. Todo depende del interés y de los recursos que se pongan», concluye Pérez-Fernández.

 

Vea la versión original en lavozdegalicia.es

Fundación Le Cadó 10 años

La Fundación Le Cadó celebra su décimo aniversario con 150.000 euros donados a la investigación contra el cáncer de mama

Esta semana hace 10 años que nació la Fundación Le Cadó, la primera Fundación no científica contra el cáncer de mama en el ámbito español. Durante estos diez años la Fundación Le Cadó se ha dedicado a organizar distintos eventos sociales, talleres e iniciativas con un único objetivo, recaudar fondos para la investigación contra el cáncer de mama.

A día de hoy, ha financiado con 115.000 euros la investigación del cáncer de mama en mujeres menores de 35 años, un estudio llevado a cabo desde el Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA de Valencia y con 45.000 euros el estudio de investigación genética “Descifrando el genoma del cáncer de mama hereditario”, llevado a cabo desde el Hospital Provincial de Castellón. En total, 150.000 euros donados íntegramente a la investigación.

Cabe destacar que tal y como asegura la prestigiosa oncóloga, la Dra. Ana Lluch, supervisora del estudio del cáncer de mama en mujeres jóvenes: “Ha sido uno de los proyectos que la Fundación Le Cadó ha subvencionado, prácticamente, ella sola”. “Nos ha permitido continuar durante todos estos años con el proyecto, sin parones mientras conseguíamos financiación estatal”, explica la Dra. Maite Martínez, actual directora del proyecto.

Una de las principales fuentes de financiación para la Fundación son las marchas solidarias que organiza por distintos municipios de la provincia de Castellón. Este año, en cambio, la actual crisis sanitaria en la que vivimos no les ha permitido celebrarla, así como tampoco los actos previstos para la conmemoración de su décimo aniversario.

Sin embargo, desde la organización quieren dar las gracias a todas las personas que año tras año participan en los distintos actos, aportando su granito de arena, ya sea como participantes, voluntarios o colaboradores. Y aseguran que solo de esta manera podemos seguir financiando la investigación contra el cáncer de mama. “La investigación para una mujer con cáncer de mama es ilusión, es saber que cuando tu no puedes luchar alguien lucha por ti”, explica Elvira Monferrer, presidenta de la Fundación y paciente de cáncer de mama.

Por ello, y para celebrar este año tan espacial, la Fundación Le Cadó ha publicado un vídeo dedicado a todas las personas que siguen luchando con ellos año tras año. Y les aplauden por su gran implicación y concienciación en este denominador común, la lucha contra el cáncer de mama.

 

La UCLM lidera un estudio que propone un nuevo tratamiento para pacientes de cáncer de mama que presenten resistencias

El grupo de Oncología Traslacional del Centro Regional de Investigaciones Biomédicas (CRIB) de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha publicado una investigación donde se demuestra el potencial de un fármaco para revertir la resistencia adquirida a antitumorales de nueva generación usados en cáncer de mama triple negativo. En este trabajo han colaborado investigadores del Hospital Universitario de Albacete, del Hospital Clínico San Carlos y del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca. El trabajo ha contado también con el apoyo de la Asociación Costuras en la Piel de Albacete (ACEPAIN).

En el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, este grupo de investigación recuerda que “la resistencia a las terapias es uno de los problemas más importantes en el cáncer, en concreto en cáncer de mama triple negativo, uno de los subtipos más agresivos y que actualmente carece de tratamientos dirigidos. Aunque en un primer momento los pacientes suelen responder bien, las células tumorales acaban desarrollando mecanismos que les permiten escapar de la muerte celular provocada por agentes antitumorales”.

Recientemente, un nuevo grupo de fármacos dirigidos contra proteínas de la familia BET, (del inglés, Bromo- and Extraterminal Domains), reguladores epigenéticos de gran importancia en el comportamiento de los tumores, han mostrado actividad antiproliferativa en cáncer de mama triple negativo. “En los últimos años – tal y como explica el doctor Alberto Ocaña, a la cabeza de la Unidad de Nuevas Terapias del Hospital Clínico San Carlos y co-director del trabajo, -se ha demostrado que la maquinaria epigenética, que es la responsable de modificar la expresión de ciertos genes sin modificar su secuencia, está alterada en estos tumores mamarios. En concreto, los miembros de la familia de lectores epigenéticos BET se están convirtiendo en potenciales dianas para el tratamiento del cáncer y ya han demostrado efectos preclínicos en el cáncer de mama”.

Sin embargo, como apunta la doctora Eva Galán, investigadora del CRIB y también co-directora del trabajo, “como en el caso de muchas otras intervenciones terapéuticas, se espera que el eventual desarrollo de resistencia a los inhibidores de proteínas BET (BETi) limite su eficacia terapéutica”. En este contexto, los investigadores se centraron en dos objetivos: estudiar el mecanismo de resistencia adquirida al BETi e identificar las vulnerabilidades farmacológicas que superarían esta resistencia.

A través de una estrategia de tratamiento pulsado con el BETi JQ1 durante varios meses, los investigadores generaron dos modelos celulares derivados de líneas celulares clásicas de cáncer de mama triple negativo con resistencia adquirida a JQ1. Como explica la doctora Galán “aunque con limitaciones, estos modelos pueden mimetizar lo que ocurre en los pacientes cuando se desarrollan resistencias”. Mediante técnicas genéticas y farmacológicas sobre esos modelos de resistencia a BETi, los investigadores identificaron un potente efecto antiproliferativo de compuestos inhibidores de la proteína quinasa PLK1 en las células resistentes.

Según se recoge en la investigación, tanto in vitro como in vivo, observaron que el compuesto Volasertib, un potente inhibidor de PLK1, producía una detención del ciclo celular de las células tumorales, lo que conlleva su muerte y, en última instancia, la regresión tumoral en los modelos preclínicos en ratones, lo que sugiere que el uso de PLK1 como diana terapeutica podría proporcionar una estrategia novedosa para superar la resistencia a BETi en cáncer de mama triple negativo.

Los resultados de este trabajo son muy relevantes desde el punto de vista de la traslación a la práctica clínica, ya que, como insiste Alberto Ocaña, “los compuestos dirigidos a la familia BET se encuentran actualmente en desarrollo clínico y pueden empezar a mostrar sus limitaciones pronto”.

Estos hallazgos abren la puerta al desarrollo de nuevos estudios clínicos que combinen los agentes estudiados, particularmente en pacientes que se han vuelto resistentes a los inhibidores de BET, ya que, como concluye Eva Galán, “los BETi como agentes únicos de tratamiento podrían tener una acción antitumoral muy limitada. Sin embargo, su combinación con inhibidores de PLK1, como el volasertib, abre una nueva puerta al tratamiento de estos tumores agresivos, por lo que nuestros resultados representan un avance prometedor en la búsqueda de un tratamiento más dirigido y efectivo el cáncer de mama”.

El trabajo, que constituye parte de la tesis doctoral de Cristina Nieto, actualmente postdoctoral en el Centro de Cáncer de Salamanca, ha sido publicado en la prestigiosa revista Cancer Letters, además de ser presentado en numerosos congresos nacionales internacionales. Forma parte de una línea de investigación para la identificación de nuevas vulnerabilidades terapéuticas y desarrollo de terapias combinadas del laboratorio de Oncología Traslacional del CRIB de la UCLM y se ha realizado en colaboración de la Unidad de Investigación del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (UI-CHUA), el Hospital Clínico San Carlos y el Centro del Cáncer de Salamanca.

Igualmente, cuenta con el apoyo económico de entidades privadas, como ACEPAIN (Asociación Costuras en la Piel de Albacete) o la Fundación CRIS CANCER (Madrid), así como de entidades públicas como; la Diputación Provincial de Albacete, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y Universidad de Castilla la Mancha.

El artículo completo se encuentra publicado en acceso abierto y se puede consultar en el siguiente enlace:
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0304383520303505?via%3Dihub

Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 23 de octubre de 2020

Diseñan una prueba para diagnosticar cáncer de mama en menos de una hora

La detección precoz del cáncer de mama es un factor clave en la evolución de la enfermedad y en las regiones en vías de desarrollo este tipo de pruebas son más difíciles. Ahora, un equipo de científicos estadounidenses ha diseñado un test asequible y rápido, que ofrece resultados en menos de una hora.

La descripción de esta prueba de un solo paso se publica en la revista Science Translational Medicine y, si bien aún son necesarios más experimentos en un mayor número de mujeres, sus responsables afirman que podría servir, entre otros, para diagnosticar el cáncer de mama en lugares remotos, donde las pacientes a menudo se enfrentan a valoraciones retrasadas que empeoran sus resultados.

La prueba se testó en un pequeño grupo de 68 pacientes, explican los investigadores del Hospital General de Massachusetts y de la Escuela de Medicina de Harvard, ambos en Boston (Estados Unidos).

Así, para hacer frente a la necesidad de pruebas diagnósticas rápidas, en concreto en cáncer de mama, Jouha Min y sus colegas aprovecharon la citometría de imagen, una técnica que toma imágenes y analiza las células individuales para detectar malignidad.

A partir de ahí, desarrollaron una prueba de citometría compacta y automatizada llamada CytoPAN que estudia las células de mama: el test recoge las células con una fina aguja por aspiración y rápido analiza los resultados y genera un diagnóstico en menos de una hora.

Se trata, según sus creadores, de una alternativa menos invasiva que las biopsias estándar.

En un estudio de validación en Corea del Sur, CytoPAN se pudo aplicar a 63 de 68 pacientes con una precisión de diagnóstico del 100%, utilizando tan solo 50 células por muestra.

En cuanto a los subtipos de cáncer de mama, la prueba también detectó receptores ER/PR y HER2, biomarcadores clave en dos tipos de tumores de mama, con una precisión del 93% y 96%, respectivamente.

El método produce resultados rápidos, integra un flujo de trabajo simplificado que requiere una capacitación mínima y utiliza un “kit” de prueba con un costo estimado de solo 4/5 euros (4,7/6 dólares), según sus responsables.

Aunque es necesario realizar más pruebas con grandes grupos de pacientes, la rapidez y la facilidad de uso de la técnica podrían ayudar a los médicos de los entornos con recursos limitados a superar las barreras que impiden un diagnóstico rápido del cáncer.

Los autores dicen que los ensayos futuros deberían probar el CytoPAN con una gama más amplia de biomarcadores y en otras regiones como el África subsahariana, donde las mujeres con cáncer de mama se enfrentan a riesgos adicionales como la infección por el VIH.

20 Minutos

Imagen: HM DELFOS

Burriana se mueve por el cáncer de mama con la etiqueta #BorrianaSolidaria

La V cursa de les dones de Borriana vuelve a ser una realidad, después de su cancelación a causa de la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo, aunque en un nuevo formato. Las personas que quieran participar lo harán de forma individual y realizando el deporte que más les guste. Para unirse a la iniciativa únicamente deberán hacerse una foto con la camiseta conmemorativa de la V Cursa de les dones y subirla a las redes sociales con la etiqueta #BorrianaSolidaria.

¿Cómo inscribirse a la V cursa de les dones de Borriana?

Si no pudiste inscribirte antes del confinamiento, ahora lo podrás hacer a través de nuestra página web, clicando aquí, o de forma presencial acudiendo a:

  • Bambalina Boulevard ( Av. Jaime Chicharro, 81, 12530 Burriana)
  • La piscina municipal de Burriana, únicamente en el caso de que hayas de ir para realizar otras gestiones.

Junto con la inscripción te regalaremos la camiseta conmemorativa de la V Cursa de les dones que deberás ponerte para participar. Si eres un establecimiento de Burriana y quieres presentarte voluntario como punto de inscripción, puedes solicitárnoslo por correo electrónico a rrpp@flordevida.org.

¿Cómo participar en la nueva iniciativa?

Para participar deberás de fotografiarte con la camiseta conmemorativa de este año mientras realizas algún deporte y colgar tu foto en las redes sociales con la etiqueta #BorrianaSolidaria, antes del 7 de agosto de 2020.

Con todas las imágenes recibidas construiremos un gran mural que represente el enorme apoyo que año tras año dan los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad de Burriana a la lucha contra el cáncer de mama.

Medidas anti COVID19

  • Es imprescindible acudir al punto de inscripción con mascarilla
  • En el momento de inscripción presencial no habrá la posibilidad de probarse la camiseta conmemorativa. Se deberá escoger la talla visualmente y sin opción a cambios.

El mejor regalo para el Día de la Madre, joyas solidarias

El próximo domingo 6 de mayo se celebra el Día de la Madre. ¿Ya sabes que le vas a regalar a la mujer más importante de tu vida? Desde la Fundación Le Cadó contra el cáncer de mama te proponemos una gama de joyas solidarias.

En un día tan especial dedicado a las mujeres, como el día de la Madre, queremos darle más visibilidad al cáncer de mama. En España se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos cánceres de mama al año. De hecho, 1 de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida, según la Sociedad Española Contra el Cáncer. 

Por ello, la Fundación Le Cadó pone al alcance de tus manos una gama de joyas solidarias. Un regalo comprometido con una enfermedad con nombre de mujer. Demuéstrale tu cariño y preocupación por su salud y por la de todas las mujeres.

Con la compra de cada una de estas joyas estás donando fondos a la fundación para poder luchar contra el cáncer de mama, ayudar a encontrar una pronta solución y dar apoyo a todas las personas afectadas por el cáncer de mama, enfermos o familiares y amigos.

Las joyas para el Día de la Madre están hechas con materiales de calidad y diseñadas especialmente para la causa. ¡Estamos seguros de que le encantará!

El proyecto de investigación, Flor de Vida, da nombre a esta gama de joyas solidarias que pretende convertirse en símbolo de la lucha contra el cáncer de mama.

Pulseras de piedras de cuarzo y ágata rosa con detalle flor de vida en metal plateado

Pulsera elástica de perlas naturales con flor de metal bañada en plata 925mm

Pulsera flor de plata 925mm con circonita y cadena con cierre. Longitud 19 cm

Pulsera flor de plata 925mm con circonita y cordón rosa de algodón encerado ajustable

Gargantilla flor de plata 925mm con circonita y cadena con cierre. Longitud 40cm

Pendientes flor de plata 925mm con circonita

En pro de la investigación, una de las maneras más amenas de colaborar con la fundación es regalar los productos solidarios, a los que puedes acceder mediante nuestra tienda online.

Si estás comprometido con la investigación también puedes ayudarnos con tus donaciones. ¡Haz tu donación y estarás salvando vidas!

Haz tu donativo para financiar la investigación del cáncer de mama

Ayer fue un gran día, pero HOY lo puede ser mejor

HAZ TU DONATIVO

para financiar la investigación del cáncer de mama

Os recordamos que la Fundación Le Cadó contra el cáncer de mama, es la única fundación NO científica que dedica íntegramente todos los recursos obtenidos a la lucha del cáncer de mama de forma exclusiva.

El Proyecto Flor de Vida, nació expresamente para poder finaciar los distintos proyectos y estudios que distintos equipos de investigación precisan para continuar su labor, nosotr@s debemos llegar donde las medidas públicas no lo hacen.

Enlace-donativos-día-del-cancer-de-mama